Alquiler de habitación en casa compartida

Casi todas las personas que llegan a Londres tienen la idea de mudarse a una zona lo más céntrica posible. Si quieres encontrar una habitación dentro de la zona 2 de transporte y en unas condiciones y tamaño aceptables es difícil que el valor de ésta esté por debajo de £450 y este precio será difícil de encontrar. Mucha gente comparte habitación para que este gasto no sea tan elevado haciendo que la privacidad de las personas desaparezca por la agresividad de los precios del mercado inmobiliario y la insuficiencia de los salarios que se reciben. Además del precio, también te recomendamos que tengas en cuenta otros factores a la hora de buscar alojamiento, como puede ser la localización, la cercanía a transporte público o las particularidades de la vivienda donde vas a vivir (por ejemplo, si se permite fumar o tener mascotas).
Hay varias páginas que te ayudarán a encontar una habitación en una casa compartida. Algunas de ellas son:

 

 

Las dueñas de las viviendas en alquiler por lo general requieren referencias, un mes de depósito y un mes de alquiler por adelantado. Es importante saber exactamente lo que el alquiler incluye antes de acceder a tomarlo. A veces puede incluir el pago del impuesto municipal (council tax) o cargos por servicios como la electricidad o el gas.
Honestamente, es difícil encontrar un buen piso a un precio adecuado antes de llegar a Londres. Las caseras o compañeras prefieren conocer a las futuras inquilinas antes de la firma del contrato. Los procesos de selección de compañeras de piso suelen ser largos y muchas veces sentiréis que complicados pero es la única garantía que tienen las personas que ya se encuentran viviendo en las casas de elegir a la “mejor” compañera. A veces puede ser un buen recurso poner un anuncio en una de esas paginas de busqueda de alojamiento detallando que es exactamente lo que se busca y en algunos casos los propietarios de las viviendas pueden contactar con nosotras para ver la habitacion o piso.
Además, no es aconsejable alquilar una habitación sin haberla visto antes, especialmente por las dimensiones y las condiciones que pueda tener, y sin haber conocido a las personas con las que vivirás.

 

Antes de firmar un contrato de alquiler, es importante tener claras las siguientes cosas:
– Duración del contrato: La mayoría de los contratos duran 12 meses, aunque en los casos de habitaciones pueden ser algo menores. Durante este período, la arrendadora no puede incrementar el canon del alquiler. También deben fijarse los períodos de preaviso que tanto tu como la persona que te alquila la casa debereis notificar para finalizar el contrato.Si la persona con la que firmas el contrato de alquiler de una habitacion, vive en la misma propiedad y te esta alquilando una habitacion en su casa, no tendras los mismos derechos que un inquilino. Una “casera residente” no tiene que informarte por adelantado de su intencion de finalizar el alquiler, no esta sujeta mas que a darte un aviso “razonable”, que en algunos casos puede a llegar a ser de 24 horas (aunque lo normal son un par de semanas o algo mas).
– Servicios de impuestos: Determinar qué servicios están incluidos en el canon de alquiler y cuáles no es importante para calcular el precio final que te costará la vivienda. Normalmente todas las cuentas e impuestos no están incluidas en el alquiler aunque a veces, sobre todo en los casos que nos ocupan, puedes encontrarte que están todos incluidos en la mensualidad.
– Incumplimiento: En caso de incumplimiento se establecen una serie de penalidades, por eso es importante fijarse en las cláusulas de este tipo, normalmente llamadas “Breaking Clause” la cuales establecen lo que pasará (con previo aviso acorde con el tiempo indicado en la duración del contrato) si se deja la vivienda sin haber alcanzado la fecha prevista en el contrato. Clarifiar esto es bastante importante, ya que si no, la propietaria o las compañeras pueden querer obligarte a pagar el alquiler de todos los meses que quedan hasta la finalización del contrato.
– Depósito: Un mes de depósito es lo típico requerido y se devuelve generalmente un mes después de finalizado el contrato menos las cuentas pendientes y daños a la vivienda. Es recomendable que se incluya en el contrato un inventario de todo lo que se encuentra en la vivienda antes de entrar a vivir e indicar mediante fotos o explicaciones, los posibles desperfectos que tenga la habitación a tu entrada. Es recomendable que el pago se realice a traves del banco (transferencia o cheque) para que quede constancia del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s